Maravilla a las mujeres
Maravilla a las mujeres

La pelea de mañana no sólo despierta pasiones entre las multitudes, algo que queda clarísimo al hablar de las 40 mil personas que llenarán Vélez para ver bailar a Sergio “Maravilla” Martínez arriba del ring. Que lo que suceda sobre el cuadrilátero trascienda al deporte, sea un espectáculo multifacético y se convierta en un verdadero show, al compás del verborrágico argentino, es otra historia. Es un hecho: en el ámbito del boxeo, están todos expectantes de la estrategia del oriundo de Quilmes ante su retador, el inglés Martin Murray.
Y además de las palabras de Osvaldo Bisbal, presidente de la Federación Argentina de Boxeo, y de las voces de distintos boxeadores, la realidad del deporte en nuestro país también invita a hablar a nuestras campeonas mundiales, que también están pendientes de esta primera defensa de ‘Maravilla’. Qué mejor que las palabras de Marcela “La Tigresa” Acuña y Carolina “La Turca” Duer, para calmar a los ansiosos, a sólo un día de la velada más esperada.
“No tengo dudas de que Sergio va a ganar, pero seguro se va a dar una pelea intensa”, afirma Acuña, dueña de la licencia número uno del boxeo femenino, para abrir el debate. Más allá del inglés, las chicas quieren hablar del estilo del argentino, dueño de un record de 50-2-2. “Su mejor arma es la inteligencia –explica Duer–, el saber frustrar al oponente. Es arriesgado, pero tiene experiencia y trayectoria y a él, tomar riesgos, siempre le dio resultado.” La formoseña también reflexiona sobre los modos de Maravilla, quien, además de ser zurdo, lleva una peculiar guardia y sabe moverse sobre la lona: “Cuanto más lo atacás, más se luce. Es muy buen contragolpeador: maneja muy bien los tiempos y las piernas. Su estilo es interesante; no es lo que más me gusta, porque soy más clásica, pero eso no quita que sea uno de los mejores.” La Turca, dueña del cetro supermosca de la OMB, es quien mejor define una de sus grandes virtudes: “Sergio hizo buen marketing de su carrera. Logró que mucha gente que no miraba boxeo se acerque al deporte: eso es un mérito de él y de nadie más. Tiene todo para ser ídolo: boxea bien, les ganó a los mejores, sabe hablar, es atractivo para las mujeres y hasta sabe llegarles a los más chicos”. Más allá de los elogios, la blonda también reflexiona sobre algo a tener en cuenta mañana: “Yo estuve en la pelea con Chávez y estoy segura de que, si no hubiera sido por la caída, no habría sido tan recordada. Eso dejó en claro algo: si bien Maravilla es inteligente, es un boxeador que acusa los golpes. Y Murray es joven y activo como Chávez…”
Sea por nocaut o por puntos, la eterna Tigresa, titular del cetro supergallo plata del CMB, resume lo que significaría para el campeón argentino defender su corona de los medianos del Consejo: “Sergio se fue del país siendo ya un gran boxeador profesional, para lograr sus sueños. Ahora vuelve a sus raíces consagrado: un triunfo sería el broche de oro de su carrera.”