Dejó todo cuando se enteró del descenso de River a la B Nacional. Fernando Cavenaghi, resignó el dinero adeudado de su ex entidad y regresó al equipo que lo vio nacer, demostrando una vez más su amor por la banda tira más que nada. Pero ahora, el Torito subió la apuesta. Dejó plasmado en su piel, por intermedio de un tatuaje, lo incondicional que es su afecto por este club.

El tatuaje de Cavenaghi despierta más fanatismo de sus hinchas.
El tatuaje de Cavenaghi despierta más fanatismo de sus hinchas.

Hace unos años, partió hacia Europa y le dejó unos buenos dividendos al club que más quiere. Pero antes, se dio el gusto de sentirse un barra más. Se paro en el paraavalanchas y alentó al equipo, como si fuera tan sólo un hincha.

Pasaron los años y pegó la vuelta cuando se encendió la alarma del peor momento en la historia de la entidad de Nuñez. Y ahora fijó su amor eterno con River: el Torito se tatuó un mensaje con claro destino. “En las malas mucho más 14”, indica el grabado en el cuerpo del 9.

Borracho, el 14. Borrachos del Tablón es el apodo que utiliza la barrabrava de River. 

El capitán y emblema del equipo de Matías Almeyda acumula 13 gritos, uno menos que Víctor Píriz Alvez, de Defensa y Justicia, quien es el máximo artillero de la B Nacional y anhela volver a los mejores tiempos Millonarios.

El goleador fue fotografiado en un entrenamiento. Luego la imagen fue subida a la web y ya comenzó a despertar reacciones en sus fanáticos. Cavenaghi y River, un amor para toda la vida.