Con una cifra inigualable de 13 títulos sobre 17 en disputa, Josep Guardiola, que aún tiene en el horizonte la definición de la Copa del Rey ante Athletic de Bilbao, dejará de ser el entrenador de Barcelona. Para sorpresa de todos, su reemplazante no será un hombre con pergaminos pesados, como se esperaba, sino su ladero en el banco Culé: Francesc Tito Vilanova.

De salida. Pep se baja del barco y deja a Vilanova, su ladero en todo este exitoso proceso.
De salida. Pep se baja del barco y deja a Vilanova, su ladero en todo este exitoso proceso.

El español, que fue artífice de los logros de Pep en el conjunto catalán, ya que fue parte de los cuatro años de proceso, cuenta con apenas 42 años y vale destacar que su carrera como deportista se inició en la Masia.

Como futbolista comenzó su carrera en las divisiones menores del elenco Azulgrana, mostrando que el destino lo volvería a tener entre sus filas. No como jugador ya que luego de asomar en Primera, se fue a Figueras, recaló en Celta de Vigo, el famoso Badajoz de Marcelo Tinelli, Mallorca, Lleida, entre otros, pero no pudo darse el lujo de vestir la remerita Culé. Pero si en otro rol.

Como entrenador comenzó su carrera en el FC Palafrugell y posteriormente, en la UE Figueres y en el Terrasa FC, durante la temporada 2006\2007.

Aunque el laberinto de la vida, lo traería para iniciar el proceso que comenzó con Pep, a quien conoció cuando compartieron las divisiones menores del club y darse el lujo de ser parte de una era soñada, que finalizará con la definición de la Copa del Rey, el 25 de mayo, ante el elenco de Marcelo Bielsa, dándole lugar a Tito para hacerse cargo del equipo.

Además, se hizo conocido en el derby español que disputaron el 17 de agosto de 2011, Barcelona y Real Madrid, cuando al finalizar el pleito que quedó en poder de los Culé por 3 a 2, José Mourinho, DT Merengue, lo increpó y le metió un dedo en su ojo, para que luego Tito, se lo saque de encima, mediante un empujón. Mirá el video.

La pelea entre Mourinho y Vilanova.